Autostop en Rumania: Resumen de un año a dedo parte IX

¡Qué lindo país! Después de leer esto ya seguro te imaginas como fue mi experiencia haciendo autostop en Rumania.

Y si, fue muy buena. Rumania es un país muy bello y cada vez que voy la gente me trata muy bien. Al igual que Bulgaria, a Rumania también he ido dos veces.

Rumania tiene lugares muy interesantes para visitar, como lo es la zona de Transilvania, las encantadoras ciudades de Sibiu y Brasov, los bosques vírgenes de los montes Carpatos, el ambiente universitario de Cluj-Napoca y la diversidad e historia de Bucarest, su capital.

He pasado por todos esos lugares y estoy seguro que no te dejarán indiferente. Te encantarán.

En esta publicación te hablaré de lo que fue mi experiencia haciendo autostop en Rumania en mi segunda visita al país. En la primera visita viajé de la forma «normal», en bus y tren.

Acompañame en este resumen para que veas como es hacer dedo en Rumania. Nos vemos al final.

Haciendo autostop en Rumania


Mi primera experiencia haciendo dedo por Rumania esta compartida con Bulgaria. Si leiste la publicación con el resumen de Bulgaria, te habrás dado cuenta que el último viaje a dedo en Bulgaria fue para ir a Rumania, especificamente a Bucarest.

En la frontera, en el lado búlgaro, paró un chico rumano muy simpático con el que crucé la frontera y continué el viaje a Bucarest. Nos fuimos hablando en inglés, así que no tuvimos problemas para comunicarnos. Me tuve que bajar en una gasolinera para continuar el viaje a la capital, ya que no iba directamente a Bucarest.

autostop en rumania
Última parada antes de llegar a Bucarest.

En la gasolinera, un señor que estaba conversando con uno de los trabajadores del lugar se ofreció a llevarme a la ciudad. Me sorprendió, ya que estaba parado desde antes que llegará al lugar y no lo había visto. EL viaje fue corto, puesto que no quedaba mucho para llegar a Bucarest. Lo entretenido fue que el señor hablaba solo rumano, por ende tuvimos que buscar la forma de comunicarnos. Todo resultó bien.

El segundo viaje haciendo autostop fue de Bucarest a Sibiu, una linda ciudad en la región de Transilvania.

Ese día salí temprano del hostel hacia la carretera que iba con destino a Sibiu. Después de esperar por algunos minutos, paró una pareja. No iban a Sibiu, pero si a Pitesti, ciudad que estaba en la ruta hacia Sibiu.

No hablamos mucho, ya que tampoco hablaban español. Bueno, al menos al principio así lo entendía, ya que luego de unas canciones de reggaeton, confiesan que algo entienden.

autostop en Rumania
Todo transporte es bienvenido cuando se hace autostop.

Al llegar a Pitesti, se me ocurrió cruzar la ciudad caminando para buscar un lugar y seguir haciendo dedo. Caminé varios kilómetros, ya que no encontré ningun sitio bueno para parar. Fue cansador, pero me sirvió para conocer un poco de Pistesti.

Después de dos horas de espera, paró un tipo en una grúa quien se ofreció a llevarme. En el lugar en el que me dejó, no espere más de 15 minutos hasta que pasó un chico en una camioneta. No fue al azar, ya que el chico me había visto cuando estaba haciendo dedo a la salida de Pitesti mientras iba a buscar algunas cosas para su restaurant. Como iba en la dirección contraria no pudo parar, pero ahora que iba de vuelta a Sibiu y yo aun seguía en la ruta, no dudo ayudarme.

Lo mejor y lo inesperado vino cuando llegamos a Sibiu, ya que me invitó a comer al restaurant en el que trabajaba. La comida y por sobre todo la ayuda y buena onda de él y sus compañeros, fueron la forma ideal para terminar un dia de autostop.

autostop por Rumania
En Timisoara después de una nueva jornada haciendo autostop.

Después de Sibiu continué el viaje en Timisoara, ciudad ubicada al oeste de Rumania.

No esperé más de 20 minutos para el primer auto. Una pareja de periodistas me llevó hasta Sebes, ciudad en la que iban a visitar a algunos familiares. En una gasolinera de esta ciudad, después de 30 minutos conseguí otro ride, esta vez directo a Timisoara.

La persona que me llevó era un rumano que mientras cargaba gasolina me preguntó para donde iba. Después de una corta presentación, continuamos el viaje juntos hasta Timisoara. El iba de vuelta a Munich, Alemania, donde trabajaba. Fue un viaje muy grato e incluso me sirvió para practicar mi alemán, ya que no hablaba mucho inglés.

El último autostop que hice en Rumania fue para ir a Serbia desde Timisoara. La distancia hasta la frontera no es mucha desde esta ciudad, por lo cual no me costó mucho llegar hasta ahí. Un camionero rumano que hablaba perfectamente español y luego una familia que me dejó justo en la frontera, fueron las últimas personas que me ayudaron en mi viaje haciendo autostop en Rumania.

El viaje por Serbia continúa en el siguiente resumen.

Frontera entre Rumania y Serbia.

Cómo son las personas en Rumania


Una de las cosas que más me gusta de Rumanía es su gente. No hablo solo por aquellos que me ayudaron mientras hacía autostop, sino que también por todos los que he conocido viajando y por quienes pude tratar cuando visité el país. Todos se potaron muy bien.

En Rumanía también aproveché de vender mis pulseras y postales, las cuales tuvieron una muy buena acogida por todos.

Les sorpendía, pero también les alegraba que una persona de tan lejos, de Chile, estuviera viajando por su país. No lo entendían mucho. Se sorprendían aun más cuando les decia que era la segunda vez que los visitaba.

Los rumanos en general son personas muy alegres y simpáticas, es fácil acercarce a ellos para preguntar algo o entablar una conversación. Además, algo que es muy bueno para los hispanohablantes, es que muchos rumanos saben o tienen conocimientos de español. Se les da muy fácil aprender el idioma. Ambas lenguas se encuentran en la misma familia, la de las lenguas romances.

En general mi experiencia con los rumanos ha sido muy buena, ya sea haciendo autostop, couchsurfing, vendiendo en la calle o conociendo gente. Muy linda gente.

autostop por rumania
Con el chico que me invitó a comer a su restaurante después de levantarme en la ruta.

Consejos para viajar haciendo autostop


Acá te dejo algunos consejos prácticos a considerar para tu viaje por Rumania.

  • El idioma: el rumano si bien es una lengua latina al igual que el español, no es fácil de comprender a la primera. Me costó aprender las frases básicas, sin embargo no tuve problemas para comunicarme en inglés. Además, como lo mencionaba arriba, hay bastante gente que sabe español, por lo cual tu viaje se puede facilitar aun más.

En las pequeñas ciudades y la gente mayor hablan principalmente rumano. Que no te complique esto, ya qu siempre encontrarás la forma para hacerte entender.

  • Trafico en la carretera: En gran parte del viaje vi mucho tráfico, más que en Bulgaria. Seguramente en verano este aumenta con las vacaciones y la llegada de turistas.
  • Clima: en primavera el clima suele ser bien cambiante. Si bien hubo días de mucho calor, también me tocó días de lluvia y frió. Lo ideal es ir preparado con una buena chaqueta para el frío y algo para protegerse de la lluvia, cuando toque. Un punto a favor es que en primavera los días son más largos y se puede aprovechar mejor la luz natural, ya sea para pasear o hacer autostop.
  • Seguridad: Rumania es un país seguro. Nunca vi nada extraño que me hiciese sentir inseguro mientras hacia autostop o cuando paseaba por las ciudades. Sin embargo, igual recomiendo tomar medidas de precaución con los documentos o cosas de valor que tengamos (computador, cámara, tarjetas, etc), ya que nunca se sabe que puede pasar. Lo mejor es ser precavido y tomar las medidas mínimas para sentirse en confianza.
  • Cruce fronterizo: La frontera con Bulgaria la crucé en un auto con un rumano, quien le explicó al oficial que estaba haciendo autostop, por lo cual no tuve problemas para que me sellaran el pasaporte. La frontera con Serbia la crucé caminando y tampoco tuve problemas, sin embargo me hicieron más preguntas, ya que no entendian mucho como andaba viajando. Me preguntaron de donde venía, para donde iba, si tenía dinero y de donde era. Lo típico. No revisaron la mochila, solo miraron un par de veces el pasaporte y me dejaron seguir con el viaje. Claramente no estaban acostumbrados a ver personas haciendo autostop, ni menos de tan lejos. Fue divertido, en realidad.

Antes de viajar a Rumania revisa que requisitos necesitas cumplir para visitar el país: visa, pasaporte, seguro de viaje, dinero, alojamiento, etc. La mayoría de los países latinoamericanos no necesita visa para estar como turista por 90 dias, sin embargo si tienes dudas, es mejor que consultes con el consulado correspondiente.

Además, asegurate que al momento de ingresar o salir del país, te timbren el pasaporte, ya que te lo pueden solicitar más adelante.

Mapa de mi viaje a dedo


Detalle del viaje


Este es el detalle de cada uno de los viajes haciendo autostop que hice en Rumania.

> Veliko Tarnovo (Bulgaria) – Bucarest (Rumania)

  • Distancia recorrida: 176 km
  • Número de autos: 2 con conductores búlgaros y 2 con conductores rumanos.
  • Tiempo promedio de espera: 45 minutos.
  • Tiempo de viaje: 6 horas aprox.

> Bucarest – Sibiu

  • Distancia total recorrida: 265 km
  • Distancia caminando: 8 km aprox.
  • Número de autos: 3 con conductores rumanos.
  • Tiempo promedio de espera: 1 hora
  • Tiempo de viaje: 8 horas aprox.

Pasa por acá para que veas el detalle de mi viaje a dedo de Bucarest a Sibiu.

> Sibiu – Timisoara

  • Distancia recorrida: 267 km
  • Número de autos: 2 de conductores rumanos.
  • Tiempo promedio de espera: 25 minutos.
  • Tiempo de viaje: 5 horas aprox.

Acá te dejo el detalle de mi viaje haciendo autostop de Sibiu a Timisoara.

> Timisoara – Novi Sad (Serbia)

  • Distancia total recorrida: 152 km
  • Distancia caminando: 11 km aprox.
  • Número de autos: 2 con conductores rumanos y 2 con conductores serbios.
  • Tiempo promedio de espera: 1 hora.
  • Tiempo de viaje: 8 horas aprox.

Si quieres saber como fue el cruce en la frontera, no dejes de visitar esta publicación de mi viaje a dedo entre Rumania y Serbia.


Este fue el resumen de mi viaje haciendo autostop por Rumania, el país número 11 por el que pasé viajando de esta forma.

Además, con esta publicación se completa la novena parte de mi viaje de un año haciendo autostop por Europa. Solo quedan dos más para cerrar el ciclo.

Cualquier duda que tengas la espero en los comentarios. Te respondo con gusto ¡Saludos viajeros!

Dale click a la imagen y descubre que hay de nuevo en mi tienda viajera

¡Comparte este post!

¡Suscríbete para recibir más inspiración viajera!




(*)

Responsable de los datos » Patricio Repol (el viajero).
Finalidad » Enviarte mi newsletter con los últimos post, novedades e información práctica relacionada con la temática del blog.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas se guardarán en los servidores de Mailrelay. Ver política de privacidad de Mailrelay
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en patricio@enmodoviajero.cl
Más Información » Puedes ver más información en mi Política de Privacidad.


Deja una respuesta

Responsable de los datos » Patricio Repol (el viajero).
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cpanelhost (proveedor de hosting de En Modo Viajero).
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en patricio@enmodoviajero.cl.
Más Información » Puedes ver más información en mi Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *