Autostop en Serbia: resumen de un año a dedo parte X

Finalmente llegué a Serbia. Después de Rumania el viaje marcaba el camino para seguir haciendo autostop en Serbia, el único país de los que pertenecieron a la ex Yugoslavia que me faltaba conocer.

Tengo que reconocer que tenía dudas acerca de como iba a resultar viajar a dedo por Serbia. No sabía si era una práctica común entre los serbios o turistas que visitaban el país, tampoco conocía si se podía. Además, tenía muy malas referencias de la policía de Serbia. Bueno, para ser justo, ninguna policía en el mundo recibe buenos comentarios.

A continuación te contaré como me fue haciendo autostop en Serbia, un viaje corto, pero del que guardo muy buenos recuerdos.

Haciendo autostop en Serbia


El viaje a Serbia comenzó en Timisoara, Rumania. Desde esta ciudad inicié el viaje a Novi Sad en Serbia.

Después de cruzar la frontera rumana, hasta donde llegué gracias a unas personas que me dejaron ahí, caminé hasta el puesto fronterizo serbio. No sabía como me iban a recibir al ir mochileando. Lo único que atiné fue a pasar con la mejor sonrisa y con el pasaporte en la mano.

autostop en serbia

Sin embargo, a pesar de mis temores, me atendieron mejor de lo que esperaba. Me hicieron las preguntas de rigor (de donde venía, para donde iba, etc) y luego de unos minutos me dejaros continuar el viaje. Se demoraron un poco más, ya que se pusieron a revisar unas carpetas en las que se veían las banderas de muchos países. Seguramente era el primer chileno que pasaba por ese puesto fronterizo y no sabían con seguridad si necesitaba visa.

Después de esto, con una sonrisa de vuelta y el timbre en mi pasaporte, continué el viaje a Novi Sad. Me costó seguir eso si, ya que no pasaban muchos autos. Era una carretera de poco tráfico. Luego de caminar casi 11 km por una carretera casi desierta, paró un camionero serbio que iba a Zrenjanin. Él solo hablaba serbio, por lo cual la comunicación no fue muy fluida, pero de todos modos algo conversamos.

Luego crucé Zrenjanin a pie hasta llegar a la carretera en dirección a Novi Sad. En este lugar cuando el sol ya se iba, paró un chico que iba al dentista a Novi Sad, quien se ofreció a llevarme hasta allá.

Fue muy amable, incluso quería darme dinero para ayudar, pero lo rechacé porque no lo necesitaba. El haberme traído a Novi Sad era más que suficiente. Tampoco hay que abusar.

autostop en europa

Después de Novi Sad el siguiente viaje haciendo autostop por Serbia lo hice para llegar a Belgrado, la capital.

En el papel era un viaje corto, ya que la distancia entre ambas ciudades no era mucha. Sin embargo, el viaje se dilató un poco, puesto que me costó salir de Novi Sad. Recién después de 3 horas paró una pareja al costado de la gasolinera en la que estaba, para llevarme a Belgrado.

Fue un viaje entretenido, ya que el chico sabía mucho de Belgrado y me recomendó muchas cosas para hacer en la capital.

que hacer en belgrado
Llegando a Belgrado.

El último viaje a dedo por Serbia fue para ir a Sarajevo, en Bosnia y Herzegovina. Fue el peor viaje que tuve durante este año haciendo autostop por Europa, ya que nadie paró.

En Belgrado tomé un bus hasta Obrenovac para iniciar el autostop, pero después de esperar un rato, nadie paró. Luego, cuando comencé a caminar para cambiar de lugar cayó un temporal que inundó todo en 10 minutos. No me mojé mucho, ya que me protegí bajo una parada de autobus. Cuando pasó la lluvia seguí caminando hasta que se hizo de noche. En ese momento decidí tomar un bus, ya que definitivamente el autostop en esa parte de Serbia, no funcionaba.

Cuando estaba esperando el autobus, se puso a llover otra vez y muy fuerte. Con la lluvia apareció también la amabilidad de un señor quien me invitó a resguardarme en su casa, mientras pasaba la lluvia. Me presentó a su familia e incluso me ofreció panqueques y un café. Con ellos me quede hasta que pasó el bus con destino a Loznica, ciudad ubicada junto a la frontera y lugar donde pasaría la noche antes de cruzar a Bosnia. Se portaron muy bien y me salvaron de un aguacero que habría sido «la guinda de la torta» en ese mal día para hacer dedo.

autostop en serbia
Antes de que se pusiera a llover.

Cuando pasan este tipo de situaciones y aparecen este tipo de personas, es cuando pienso en «la magia del viaje». En personas desinteresadas, desconocidas, pero con un corazón gigante que aparecen de la nada para ayudarme cuando más lo necesito, mientras viajo. Así, como por «arte de magia».

La última noche en Serbia la pasé en la estación de autobuses de Loznica con mucho frío y hambre. Fue una mala despedida de Serbia, ya que a la mañana siguiente crucé caminando la frontera para seguir el viaje en Bosnia. En la próxima publicación viene el resumen de Bosnia, el último.

Cómo son las personas de Serbia


Tengo que reconocer que tenía mis dudas respecto a como me iban a recibir en Serbia. Las referencias que tenía decian que no eran muy amigables, algo cerrados y hasta un poco discriminadores. Sin embargo, desde que crucé la frontera practicamente todos con quienes me encontré, ya sea haciendo autostop o paseando, fueron bastante amistosos.

En la frontera los oficiales fueron simpaticos, cosa que no esperaba, ya que generalmente no lo son. Los que me llevaron también se mostraron muy abiertos, con ganas de conversar e interesados en el viaje. Además, cuando me puse a vender mis fotos y pulseras quienes se acercaron fueron muy amigables y generosos. Unos chicos se ofrecieron a escribir una señal en serbio para que la gente que pasaba entendiera mejor lo que ofrecía, otra señora me regaló una bandera, mientras que una chica me invitó a un pequeño concierto del grupo de su novio, con quienes después nos fuimos a tomar unas cervezas.

autostop en serbia
Apenas llegando a Novi Sad conocí a estos chicos.

Por cierto, tampoco puedo dejar de mencionar al señor que me ayudó ofreciendome su casa mientras esperaba para ir a Sarajevo. Sin duda, superó mis expectativas.

Sin embargo, hubo una situación algo desagradable cuando una señora se acercó mientras vendía mis cosas en Belgrado para preguntarme de donde era. Antes de responder, ella dijo: «Pakistan, Afganistan, India». La quede mirando y le dije: «no, Chile, Southamerica». Ella continuó diciendo «indio». A los pocos minutos me di cuenta que la señora no estaba muy bien, ya que hablaba sola y andaba dando vueltas por la avenida sin rumbo fijo. No fue agradable, pero comprendí que la señora no andaba con sus sentidos al 100%. Ni siquiera daba para discutir sobre el tema.

En general, la impresión que me llevé de los serbios fue buena. Fueron amables cuando hice autostop, vendí mis cosas o paseaba por Novi Sad y Belgrado. Hubiese sido perfecto si alguien hubiera parado en la ruta a Sarajevo para ahorrarme los kilómetros que caminé, pero ya era pedir mucho. No tuve suerte ese día.

autostop en serbia
Este es el señor que me invitó a su casa. Muy simpático.

Consejos para viajar haciendo autostop


Algunas cosas que te pueden servir para viajar por Serbia te las dejo por aca:

  • El idioma: en Serbia se habla «serbio», idioma que utiliza el alfabeto cirílico. Es por esto que para nosotros, los que hablamos español, se hace inentendible saber lo que dicen o leer los letreros por la calle. Sin embargo, en las grandes ciudades muchas personas hablan inglés o lo conocen, en lo básico, para comunicarse. Yo hablé inglés casi todo el tiempo, excepto cuando viajé con el camionero y anduve recorriendo algunos pueblos en el viaje a Sarajevo.

Con un par de frases y palabras que aprendas será suficiente. La más importante de todas: Hvala (gracias).

  • Tráfico en la carretera: por lo general, siempre vi bastante tránsito de autos y también camiones. Sin embargo, en la ruta que venía desde Rumania no pasaban muchos autos, ya que seguramente era un paso fronterizo menor. También, en el viaje a Sarajevo, ya por la tarde la frecuencia bajo mucho.

Este viaje fue en el mes de mayo, no en la temporada de vacaciones donde hay mayor frecuencia de viajeros que van de un país a otro.

  • Clima: en mayo, mes en el que hice el viaje, el clima aun estaba muy inestable. Hubo días muy cálidos, pero también días de mucha lluvia, de temporal. El frío no fue problema, la temperatura fue bastante aceptable. No recomendaría hacer autostop antes de abril, ya que Serbia es muy frío en invierno e incluso cae nieve.
  • Seguridad: Serbia me pareció un país bastante seguro. Cuando hice autostop nada me pareció extraño, al pasear por Novi Sad y Belgrado tampoco. Siempre ando con mis cámaras y tampoco temí por ellas, cuando andaba sacando fotos.

Por lo general todo muy seguro, sin embargo esto no significa que no pasen cosas o que puedan pasar. Siempre recomiendo tomar las precauciones que cada uno considere necesarias.

  • Cruce fronterizo: tanto de Rumania a Serbia como de Serbia a Bosnia crucé caminando y en ambos no tuve ningún problema con los oficiales serbios. Eso si, apenas me pasaron el pasaporte revisé que tuviera el sello, ya que es importante contar con el en caso de cualquier revisión. De hecho en todos los hostels en los que estuve, al hacer el check in, buscaron el timbre en el pasaporte y revisaron la fecha en la que entré al país. Por eso asegurate que lo tengas al cruzar la frontera, tanto al entrar como al abandonar el país.
frontera de serbia

Mapa del viaje


Detalle del viaje


Este es el detalle de los viajes a dedo que hice por Serbia.

> Timisoara (Rumania) – Novi Sad (Serbia)

  • Distancia total recorrida: 152 km
  • Distancia caminando: 11 km aprox.
  • Número de autos: 2 con conductores rumanos y 2 con conductores serbios.
  • Tiempo promedio de espera: 1 hora.
  • Tiempo de viaje: 8 horas aprox.

Si quieres saber como fue el cruce en la frontera, no dejes de visitar esta publicación de mi viaje a dedo entre Rumania y Serbia.

> Novi Sad – Belgrado

  • Distancia recorrida: 93 km
  • Número de autos: 1 pareja serbia.
  • Tiempo promedio de espera: 3 horas aprox.
  • Tiempo de viaje: 5 horas aprox.

Esta es el relato de mi viaje a dedo de Novi Sad a Belgrado.

> Belgrado – Sarajevo (Bosnia y Herzegovina)

  • Distancia total recorrida: 296 km
  • Distancia caminando: 12 km aprox.
  • Viajes en bus: 3: Belgrado a Obrenovac, Ratari a Loznica y de Zvornik a Sarajevo.
  • Número de autos: 1 con conductor bosnio.
  • Tiempo promedio de espera: 4 horas
  • Tiempo de viaje: 30 horas aprox.

Así fue en términos generales mi viaje haciendo autostop en Serbia, país al que espero volver en el futuro.

Este fue el penúltimo resumen de mi viaje a dedo de un año por Europa. El último viene en la siguiente publicación de lo que fue mi viaje por Bosnia y Herzegovina. Atento al blog.

Espero que te haya gustado para saber un poco más de Serbia, de su gente y de una forma de viaje que a veces es mal mirada, pero que para quienes la hemos practicado es muy gratificante.

Te espero en los comentarios para responder tus dudas y lo que quieras.

Un abrazo viajero.

Dale click a la imagen y descubre que hay de nuevo en mi tienda viajera

¡Comparte este post!

¡Suscríbete para recibir más inspiración viajera!




(*)

Responsable de los datos » Patricio Repol (el viajero).
Finalidad » Enviarte mi newsletter con los últimos post, novedades e información práctica relacionada con la temática del blog.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas se guardarán en los servidores de Mailrelay. Ver política de privacidad de Mailrelay
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en patricio@enmodoviajero.cl
Más Información » Puedes ver más información en mi Política de Privacidad.


Deja una respuesta

Responsable de los datos » Patricio Repol (el viajero).
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cpanelhost (proveedor de hosting de En Modo Viajero).
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en patricio@enmodoviajero.cl.
Más Información » Puedes ver más información en mi Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *