Autostop en Bosnia y Herzegovina: resumen de un año a dedo parte XI

¡Hasta que terminé! Me demoré un poco, varios meses, pero con esta publicación con el resumen de mi viaje haciendo autostop en Bosnia y Herzegovina se completa la última parte de mi viaje a dedo de un año por Europa.

Que puedo decir de Bosnia. Estoy enamorado de este país. De sus paisajes, montañas y ríos, su comida, su buen ambiente y por sobre todo su gente. Tanto me gustó que visité tres veces en un año este país, particularmente su capital Sarajevo.

Mi experiencia haciendo autostop fue dispar. Hubo días buenos y malos, viajes rápidos y otros que se hicieron eternos. Sin embargo, todos envolvieron situaciones y personas que los transformaron en experiencias y recuerdos inolvidables.

Las ciudades que visité, cuánto me demoré, cómo es el clima, acerca de las personas que me llevaron y algunas cositas más, te paso a contar ahora, en el resumen de mi viaje haciendo autostop en Bosnia y Herzegovina.

Haciendo autostop en Bosnia y Herzegovina


Mi viaje a dedo en Bosnia comenzó en Belgrado, Serbia. Para ser honesto, fue el peor viaje, o uno de los peores, que hice durante este año. Nadie paró en el el lado serbio, tuve que tomar bus y además dormir en la estación de autobuses. Situación que no cambió después de cruzar la frontera, ya que en Bosnia solo una persona paró.

Como nadie más lo hizo después de horas de espera decidí tomar un bus a Sarajevo, ya que además se puso a llover y estaba cansado por la noche anterior.

Cuando compré el boleto para el bus, el señor de la ventanilla me comentó que era «imposible» que me llevarán, que no funcionaba el autostop en esa zona. No tuve más que creerle, ya lo había comprobado.

Después de Sarajevo, el segundo viaje a dedo fue para ir a la bella ciudad de Mostar.

Este viaje tuvo dos partes, ya que tampoco fue fácil. El primer día salí a la carretera y luego de horas de espera, decidí volver a la ciudad, ya que nadie paró y nuevamente se puso a llover. En esta oportunidad no tuve que dormir en una estación de buses, puesto que volví al hostel donde había estado voluntareando.

La mañana siguiente volví a la ruta para intentarlo de nuevo.

El día estaba lindo y todo fue más rápido. En Sarajevo me levantó una pareja de alemanes, que hablaban español, quienes me dejaron en la pequeña ciudad de Ostrozac, a medio camino de Mostar. Luego, me levantó un señor que iba hacia el sur quien pararia para dejarme en Mostar. El señor fue muy amable, ya que también llevó a una señora y su hijo quienes iban a un pueblo más adelante. Ninguno hablaba inglés o español, por lo que con la ayuda del mapa de mi telefono y un par de frases, les indiqué de donde venía. No podían creer lo lejos que estaba Chile.

haciendo autostop en Bosnia
Con los amigos alemanes y su furgoneta.

El tercer viaje haciendo autostop por Bosnia fue el más difícil, pero a la vez el más entretenido. El destino era Trebinje, ciudad ubicada cerca de Montenegro, pero con una parada en Blagaj, pequeña ciudad cerca de Mostar.

El viaje a Blagaj fue rápido. Un polaco me llevó directo al centro de la ciudad, cerca del río y del monasterio que queria visitar. Luego, tuve que caminar cerca de 7 km para retomar la carretera con dirección al sur, a Trebinje. Desde Blagaj no pasó ningún auto en esa dirección que me pudiese acercar. Solo pasaban hacia Mostar.

En la carretera espere un poco más, pero esta vez bajo la sombra de un árbol, hasta que un señor paró. No iba muy lejos, pero todo kilómetro que avanzaba era un kilómetro ganado. Todo sumaba.

Luego tuve que volver a caminar, por suerte gran parte del camino era en bajada, así que fue más fácil. Mi caminata terminó cuando una pareja paró para llevarme por un par de kilómetros hasta la ciudad de Stolac.

En este lugar me quede. Era tarde, estaba oscureciendo y ya no pasaba nadie. Cuando estaba pensando donde dormir, nuevamente se manifestó «la magia del viaje». Un señor y su pequeña hija se acercaron para ofrecerme un lugar en su casa para pasar la noche. El señor era el dueño del bar que estaba justo al lado del camino, el cual en la parte trasera tenía la casa de la familia. Otra vez una persona me ofrecía ayuda desinteresada y cuando menos lo esperaba.

Esa noche disfruté de una cerveza y la música en vivo del bar. Me acosté temprano eso si, ya que estaba cansado y debía continuar el viaje al otro día.

autostop en bosnia
El bar que se ve a la derecha, era el bar del señor.

La mañana siguiente me levanté temprano y luego de tomar un café con el señor, continué el viaje a Trebinje. Un bosnio que me llevó hasta Ljubinje, quien también me invitó a su restaurant, y luego un estadounidense que estaba de vacaciones fueron las últimas personas que me ayudaron a llegar a Trebinje. Este viaje fue realizado en casi dos días.

El último viaje a dedo por Bosnia fue para ir a Kotor, en Montenegro.

En Trebinje esperé un buen rato hasta que una persona parara. Fue un chico que ofreció llevarme hasta la carretera que iba con dirección a la frontera, ya que iba a ser más fácil conseguir un ride desde ahí hasta Montenegro. Eso era en la teoría.

Después de esperar un par de horas y cuando ya estaba oscureciendo, finalmente paró una señora, una abuelita, que se dirigia a Herceg Novi en Montenegro. El viaje fue muy agradable, ya que nos fuimos conversando todo el camino y admirando la maravillosa luna llena que nos acompañaba. El resto del viaje a Kotor lo completé en bus y ferry.

autostop en Bosnia
Haciendo dedo a Montenegro.

Cómo son las personas de Bosnia


Las personas de Bosnia son espectaculares. Creo que la principal razón por la que visité tres veces en un año el país fue por su gente. Me trataron tan bien la primera vez que volví para seguir compartiendo con ellos. Durante estas tres visitas conocí muy buenas personas y la pasé muy bien.

Haciendo autostop no fue diferente. Si bien hubo días en los que tuve que esperar más o sencillamente nadie paró, cuando lo hicieron, todos se portaron muy amables y abiertos conmigo, con ganas de conversar y de saber más de mi viaje y la razón por la que visitaba su país.

personas de bosnia
El amigo que me invitó a su restaurant.

Además del señor que me invitó a pasar la noche en la casa de su familia, también hubo otro que me invito a su restaurante en el mismo viaje a Trebinje. Estos gestos se agradecen mucho sobre todo cuando estas en un país que no es el tuyo.

Los bosnios, en mi experiencia, son gente amable, solidaria y amigable. Guardo muy buenos recuerdos de mi viaje por Bosnia y espero tener la oportunidad de volver a este país para seguir conociendo su bella naturaleza y compartiendo con su pueblo. Sin duda un país que esta en el top de mi lista de países favoritos.

Consejos para viajar haciendo autostop


Estas son algunas cosas que debes considerar al viajar haciendo autostop por Bosnia y Herzegovina.

  • El idioma: en Bosnia se habla bosnio, croata y serbio. Estos son los tres idiomas oficiales que representan a las principales comunidades del país. En términos prácticos son casi iguales y si sabes algunas frases, las típicas para viajar, en uno de ellos, valen para todos casi en el 100% de los casos. En Bosnia se utiliza el alfabeto cirílico y el latino, este último es el que está presente en casi todos los espacios turísticos.

Para mi grata sorpresa, encontré muchas personas que entendían y hablaban español. La mayoría de ellos aprendió viendo novelas cuando eran niños o escuchando música latina. Si te pones a hablar español, seguro encontrarás a alguien que te entienda.

Y aunque no entiendas nada, igual encontrarás la forma de comunicarte. Con señas de mano, algún traductor, mapa o aluna mezcla de idioma. La forma de comunicación que más me sirvió fue una que tenemos todos: sonreir.

  • Tráfico en la carretera: en la ruta entre Sarajevo y Mostar encontrarás bastante tráfico, ya que son las ciudades más visitadas. También en los caminos que van a Croacia, puesto que es una ruta muy turística, sobre todo la que va hacia Dubrovnik. Para viajar entre otras ciudades, puede resultar más difícil pues son ciudades más pequeñas y el tráfico disminuye. Algo de esto me pasó cuando fui de Mostar a Trebinje.
  • Clima: este viaje fue en el mes de junio, mes en el que la temperatura es muy agradable. En la zona de Mostar hace mucho calor, no por nada es considerada una de las ciudades más calurosas de los Balcanes, por lo cual te sugiero salir temprano a la ruta para evitar el calor del mediodía.
  • Seguridad: en general y al igual que todos los países de los Balcanes, Bosnia me pareció un país muy seguro. Al pasear por sus ciudades y cuando hice autostop nunca sentí inseguridad. La gente es muy abierta para ayudar con las preguntas de los viajeros que andan un poco perdidos. De todos modos, toma las precauciones que estimes conveniente para sentirte seguro durante el viaje, ya que hay que estar preparado y atento ante cualquier eventualidad.
  • Cruce fronterizo: cuando crucé caminando de Serbia a Bosnia, en el lado bosnio me controlaron más. Luego de pedir el pasaporte me hicieron pasar a una sala para que les mostrara lo que llevaba en la mochila. Después de revisar que llevaba solo bolsas con ropa me pasaron el pasaporte y me dejaron continuar el viaje. Apenas lo tuve en mis manos revise que estuviese el sello de entrada, ya que es importante para futuros controles o para cuando se quiere abandonar el país.

En el crucé de Bosnia a Montenegro no me preguntaron nada, timbraron el pasaporte y listo. Siempre asegurate de que timbren tu pasaporte al entrar o salir de un país, ya que te lo pueden pedir más adelante.

Frontera Bosnia y Montenegro.
Frontera entre Bosnia y Montenegro

Mapa del viaje haciendo autostop en Bosnia


Detalle del viaje a dedo


Este es el detalle de los viajes haciendo autostop que hice por Bosnia.

> Belgrado – Sarajevo (Bosnia y Herzegovina)

  • Distancia total recorrida: 296 km
  • Distancia caminando: 12 km aprox.
  • Viajes en bus: 3: Belgrado a Obrenovac, Ratari a Loznica y de Zvornik a Sarajevo.
  • Número de autos: 1 con conductor bosnio.
  • Tiempo promedio de espera: 4 horas
  • Tiempo de viaje: 30 horas aprox. (dos días)

> Sarajevo – Mostar

  • Distancia total recorrida: 118 km
  • Número de autos: 2, uno de conductores alemanes y otro con conductor bosnio.
  • Tiempo promedio de espera: 30 minutos
  • Tiempo de viaje: 5 horas aprox.

> Mostar – Trebinje

  • Distancia total recorrida: 117 km
  • Distancia caminando: 12 km aprox.
  • Número de autos: 5; 1 con conductor polaco, 3 de conductores bosnios y 1 de conductor estadounidense.
  • Tiempo promedio de espera: 2 horas
  • Tiempo de viaje: 27 horas aprox. (dos días)

> Trebinje – Kotor (Montenegro)

  • Distancia total recorrida: 77 km
  • Viaje en bus: de Igalo a Kamenari y de Kamenari a Kotor.
  • Viaje en Fery: en Kamenari.
  • Número de autos: 2, 1 con condutor bosnio y 1 con conductora de Montenegro.
  • Tiempo promedio de espera: 2 horas
  • Tiempo de viaje: 8 horas aprox.

Bosnia es un país maravilloso que no te va a dejar indiferente. Su gente, su historia y su maravillosa naturaleza te encantarán. No dudes en visitarlo.

Espero que te haya gustado este resumen de mi viaje haciendo autostop por Bosnia y Herzegovina, última parte del resumen de mi viaje a dedo de un año por Europa. Fueron 13 países por los que viajé haciendo autostop, un viaje que me enseñó a confiar más en las personas, a conectarme más con los locales y conocer a través de su mirada cada país por el que pasé. Fue un viaje inolvidable que atesoraré por siempre.

Gracias una vez más por acompañarme hasta acá y seguir conectado al blog. Ya vendrán nuevas experiencias para compartir contigo y para que viajemos juntos a través de fotografías y relatos de algun maravilloso rincón de nuestro planeta.

¡Saludos viajeros!

Pato | En Modo Viajero

Dale click a la imagen y descubre que hay de nuevo en mi tienda viajera

¡Comparte este post!

¡Suscríbete para recibir más inspiración viajera!




(*)

Responsable de los datos » Patricio Repol (el viajero).
Finalidad » Enviarte mi newsletter con los últimos post, novedades e información práctica relacionada con la temática del blog.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas se guardarán en los servidores de Mailrelay. Ver política de privacidad de Mailrelay
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en patricio@enmodoviajero.cl
Más Información » Puedes ver más información en mi Política de Privacidad.


Deja una respuesta

Responsable de los datos » Patricio Repol (el viajero).
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cpanelhost (proveedor de hosting de En Modo Viajero).
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en patricio@enmodoviajero.cl.
Más Información » Puedes ver más información en mi Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *