Ciudad de Omiš: de pueblo pirata a joya de Croacia

En estos momentos donde es complicado viajar por todo lo que esta pasando a causa del Coronavirus, te invito a que viajes conmigo a la bella ciudad de Omiš en Croacia y me acompañes a revisar lo que fue mi experiencia en esta hermosa y encantadora ciudad. He incluido muchas fotos para que despejes la mente de todo el stress con el que estamos viviendo por estos días. Cuando se pueda y te sientas seguro, podrás viajar y descubrir a Omiš, ex pueblo pirata y una de las ciudades más lindas de Croacia, por tu cuenta. Esperemos que sea pronto.

Visitando la ciudad de Omiš


La ciudad de Omiš no es muy conocida dentro de los destinos para visitar en Croacia. Al menos yo no la conocía hasta que vi una foto que cautivó inmeditamente mi atención. Su ubicación junto a un río, sus playas y las montañas que la rodeaban eran todo lo que buscaba en una ciudad para pasar unos días de verano.

Con esa idea en mente después de pasar por Split, salí para Omiš de la forma en la que estaba viajando desde hace ya un rato largo: haciendo autostop.

autostop en croacia

Había un bus que iba a la ciudad, pero era «muy fácil» llegar así, por lo que caminé hasta un lugar en la carretera y me pusé a hacer dedo para darle un poco más de «aventura» al viaje. En menos de media hora ya iba camino a Omiš gracias a la ayuda de un croata que volvía a la ciudad para trabajar. Fue un viaje corto, ya que no son más de 25 km los que separan a Split de Omiš, pero que disfruté mucho por la maravillosa vista de la costa croata y las aguas del mar Adriático. Las islas, las pequeñas playas y ese azul, ese alucinante color azul de las aguas del Adriático son algunas de las razones por las que ya he visitado Croacia cinco veces.

Al llegar a Omiš quede impresionado de inmediato por el paisaje. Las montañas tan cerca del mar daban la sensación de estar frente a una pared interminable. Sentía que podía saltar desde la cima de la montaña y clavarme en lo más profundo del Adriático, abrazado por esas cálidas aguas. Había llegado al lugar que imaginaba.

ciudad de omiš
Justo en el medio se alcanza a a ver la Fortaleza de Mirabella.

Después de dar una vuelta por el pequeño pueblo, me fui al hostel a dejar la mochila y comer algo. Un argentino que trabajaba ahí por la temporada me dió algunos datos de la ciudad y con ellos en mente salí a caminar, esta vez más tranquilo y sin la mochila a cuestas.

En poco más de una hora ya había recorrido gran parte de la ciudad. Las calles y casas de piedra de tejados rojos tan característicos de las ciudades costeras de Croacia, también se repetían en la zona antigua de la ciudad justo antes de la fortaleza de Mirabella. Esta fortaleza era ocupada por los famosos Piratas de Omiš, los piratas más temidos del Adriatico en la edad media, para resguardar el paso marítimo que tenían bajo su poder.

ciudad de omiš

Aproveché de dar una vuelta por la playa y conocer el bonito paseo que hay entre las aguas azuladas del mar y las aguas más oscuras del río Cetina, que desembocan en ese mismo lugar. El contraste es fantástico.

Me hubiese encantado bañarme, pero el día estaba algo nublado y corría una brisa que no invitaba a tirarse al agua. De todas formas lo disfruté. El solo hecho de estar junto al mar, sentir el sonido de las olas y la energía de la naturaleza era suficiente para mi. Tenía todo lo que deseaba en ese momento.

Alrededor, solo algunas pocas personas se acercaban a caminar hasta el faro que había al final del paseo. Era domingo y el día estaba bueno para refugiarse en casa y esperar la lluvia que se veía venir.

ciudad de Omiš
A los pies de las montañas está Omiš.

El lugar era espectacular, ya que ofrecía una linda postal de la ciudad secundada por las montañas y bañada por las aguas del rio Cetina y el mar Adriático.

Me quede sentado junto al faro hasta que el sol dejó de darle vida al día. Solo se escuchaba el sonido de las olas avivado por la brisa otoñal que avisaba que el verano ya había llegado a su fin. En esa inmensidad estaba yo, disfrutando las últimas luces en el horizonte que se reflejaban cada vez menos en el mar y, por el contrario, de las luces de la ciudad que comenzaban a encenderse a los pies de la montaña. Aun tengo grabada esa postal en mi cabeza, la cual estoy seguro me acompañará por siempre.

ciudad de omiš
El faro, el mar y yo. Nadie más.

Los días siguientes salí a recorrer los alrededores de la ciudad. Omiš tiene muchos panoramas para ofrecer para quienes gustan de los deportes al aire libre: kayaking, escalada, rafting, buceo, senderismo, ciclismo, parapente y espectaculares miradores para visitar.

Como a mi me gustan los miradores y caminar, un día fui hasta la estatua de Mila Gojsalić, a unos 6 kilómetros de la ciudad con dirección a la localidad de Gata. Es una caminata muy simple que se hace junto a la carretera y que es recomendable para todo aquel que quiera deslumbrarse con la panorámica que, desde la estatua de esta heroína croata, se puede lograr.

estatua de Mila Gojsalić Omis
La estatua de Mila y la hermosa panorámica de Omiš.

La leyenda cuenta que en el año 1530 cuando el ejercito otomano se disponía a conquistar la República de Poljica, antigua comunidad existente en la edad media en la zona de Omiš y del rio Cetina, Mila Gojsalić apareció en el campamento de Ahmed-pasha y entró a su tienda. La belleza de la jovén era tal que el general turco se olvidó de la guerra y cayó rendido a los pies de la chica que fingió estar seducida por él. Esa noche Mila entregó su inocencia para salvar la vida de todo su pueblo, ya que mientras el general dormía aprovechó de incendiar el lugar donde se almacenaba la pólvora provocando la muerte de decenas de soldados turcos, el general y la suya.

Los habitantes de Poljica cuando se enteraron de lo que había pasado, se envalentonaron y fueron tras el resto de los soldados turcos, quienes no tuvieron otra opción que retirarse del lugar derrotados.

Hoy se recuerda a la heroína con esta estatua, obra de Ivan Mestrovic, emplazada en un lugar mágico y con una vista privilegiada de Omiš y del caño del río Cetina. Desde este lugar, sigue cuidando a su pueblo.

Una tremenda historia y un maravilloso lugar para enamorarse de Omiš. La vista es fantástica e invita a quedarse unos minutos para descanzar después de la caminata y para admirar la belleza de la naturaleza. Me quede como dos horas pegado disfrutando la hermosa vista.

ciudad de omiš
Así se ve Omiš desde la estatua de Mila.
ciudad de Omiš
No podía irme sin una foto con la heoína de la ciudad.

Al regresar a la ciudad pasé a buscar la toalla y me fui directo a la playa para aprovechar que las nubes habían dado paso a un cálido sol otoñal. Después de la caminata merecía un poco de descanso y nada mejor que hacerlo tirado en la arena de una playa croata.

Sin embargo, es descanso no duraría mucho, ya que por la tarde subiría otra montaña para ver el atardecer.

playas de Croacia

El lugar elegido no podía ser otro que la imponente colina sobre la ciudad que se ve en las fotos. Mi idea era visitar la fortaleza Fortica Starigrad, la cual data del siglo XV y servía como lugar de protección y defensa ante posibles ataques otomanos, quienes por esa fecha presionaban por conquistar la zona.

Como me quede más tiempo en la playa, tuve que correr a cambiar las sandalias por las zapatillas para iniciar la caminata, ya que no quería perderme el atardecer. No fue difícil encontrar el camino, puesto que todos lo conocen y esta muy bien señalizado. Es imposible perderse.

Al llegar a la cima no pude entrar a la fortaleza porque ya estaba cerrada, sin embargo no me importó mucho, ya que yo iba más que nada por la panorámica. Busqué un buen lugar y me acomodé sobre unas rocas para disfrutar el show. Lentamente la ciudad comenzó a iluminarse y el cielo a tomar un tono azulado oscuro a medida que caía la noche, el cual se multiplicaba con las nubes que cubrían, esta vez, todo el cielo sobre Omíš y el Adriático.

Ahí me quede, disfrutando de una de las vistas más lindas que he podido admirar en mi vida. Y no exagero.

ciudad de omiš
Fortaleza Fortiza Starigrad Omis
Abajo se ve la ciudad y arriba a la derecha la fortaleza

El día siguiente fue de recuperación, ya que amanecí con un dolor de rodillas que no me dejaba hacer mucho. Los dos hikes del día anterior me mataron, aunque no me arrepiento de ninguno. Absolutamente recomendables.

Sin embargo y a pesar del dolor, no pude evitar ir hasta el faro para ver el atardecer nuevamente. Era mi último día en la ciudad y quería despedirme a lo grande y capturar una postal para guardar por siempre en mi memoria. ¡Qué lindos son los atardeceres junto al mar!

mejores atardeceres de Europa
ciudad de omiš
¡Que lindo atardecer!

Mi última mañana la dediqué para ir a la playa y pasear junto al río. El día estaba ideal para quedarse en la playa, pero tenía que seguir el viaje hacia Montenegro. Quería llegar ese mismo día y por delante me esperaban varias horas en la ruta haciendo dedo.

Me fui feliz y enamorado de Omiš. Había descubierto un maravilloso lugar, con muchos sitios interesantes y en un escenario natural que en muy pocos lugares he podido encontrar.

Mientras esperaba por un auto prometí volver para disfrutar aun más de esta parte de Croacia y de la Riviera de Omiš. Ya son cinco las veces que he estado en Croacia, una sexta o séptima no creo que me haga mal.

ciudad de omiš
Entre el río Cetina y el mar Adriático.
ciudad de omiš
Esta es la desembocadura del río Cetina.
playas de Croacia
ciudad de omiš
¿Se nota la diferencia entre las aguas del río y el mar?

Información práctica sobre Omiš


  • Dónde esta Omiš: la localidad de Omiš se encuentra a unos 25 km de Split, la segunda ciudad más grande de Croacia y punto de conexión vía ferry con las hermosas islas de Brac, Hvar y Korcula, entre otras.
  • Cómo llegar a Omiš: se puede ir en auto por la ruta que va junto al mar (muy recomendable) y en buses regionales desde las principales ciudades de Croacia. Además, hay un par de compañias locales que transitan regularmente entre Split y Omiš. Una de ellas es la línea 60 de la compañia Promet que comienza su recorrido en la estación terminal de Sukoisan (acá puedes ver los horarios entre Split y Omiš), la otra es la compañia Dalmatinac, cuya información y recorridos los puedes ver en su facebook Dalmatinac bus.

Otra opción más entretenida es hacer autostop hasta Omiš, como lo hice yo. Te demorarás un poco, pero será mucho más interesante.

  • Información sobre Croacia: si además de Omiš, estas interesado en visitar más ciudades de Croacia, este post con información práctica para viajar a Croacia.
  • Qué otros lugares visitar en Croacia: este país es uno de mis favoritos, donde he visitado lugares muy bellos, dentro de los cuales se encuentran estos seis imperdibles de Croacia que te pueden interesar en la planificación de tu viaje.
  • Se puede hacer autostop en Croacia: en verano es una buena época para hacer autostop en Croacia, ya que hay muchos turistas de todas partes de Europa de vacaciones y de muy buen ánimo para conocer a otros viajeros. En esta publicación te cuento como fue mi viaje haciendo autostop en Croacia, seguro que te motivará, al menos, para intentarlo.
ciudad de omiš

Gracias por llegar hasta acá, espero que te haya gustado este pequeño resumen de mi viaje a la bella ciudad de Omiš, un lugar mágico y recomendable para todos los viajeros amantes de la naturaleza.

No he estado escribiendo mucho, pero creo que voy a retomarlo para volver a sentir esa emoción de cuando estaba viajando. En estos días en donde no lo podemos hacer, es mejor que viajemos a través de la lectura y fotografías de aquellos lugares que anhelamos conocer. Espero poder ayudarte en esa aventura y que viajes conmigo repasando los lugares que visité en 4 años de viaje por Europa. Será un placer viajar contigo.

Si te gustó esta publicación me ayudarías mucho compartiendola con tus amigos y con otros viajeros que quieran algo de motivación para el futuro. ¡Muchas gracias desde ya!

Saludos viajeros.

Pato | En Modo Viajero

Dale click a la imagen y descubre que hay de nuevo en mi tienda viajera

¡Comparte este post!

¡Suscríbete para recibir más inspiración viajera!




(*)

Responsable de los datos » Patricio Repol (el viajero).
Finalidad » Enviarte mi newsletter con los últimos post, novedades e información práctica relacionada con la temática del blog.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas se guardarán en los servidores de Mailrelay. Ver política de privacidad de Mailrelay
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en patricio@enmodoviajero.cl
Más Información » Puedes ver más información en mi Política de Privacidad.


¡Compartir es viajar!

Deja una respuesta

Responsable de los datos » Patricio Repol (el viajero).
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cpanelhost (proveedor de hosting de En Modo Viajero).
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en patricio@enmodoviajero.cl.
Más Información » Puedes ver más información en mi Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *