De visita en Prizren, la ciudad más linda de Kosovo

Estaba ansioso por visitar Prizren, ya que significaría además mi primera visita a Kosovo y a una región en donde las cosas no han sido fáciles.

Sin ánimo de entrar en una explicación más profunda, voy a contextualizar un poco el motivo por el que digo que las cosas no han sido fáciles en esta zona de los Balcanes.

La ciudad de Prizren es la segunda ciudad más grande de Kosovo, país que en el año 2008 declaró su independencia actuando desde entonces como un estado independiente, pese a no contar con el reconocimiento total de la comunidad internacional debido al conflicto que mantiene con Serbia, país que reclama esta zona como parte de su territorio histórico.

El punto más álgido y reciente de este conflicto tuvo lugar entre 1998 y 1999 con la Guerra de Kosovo. En este enfrentamiento participaron las fuerzas armadas de la ex Yugoslavia (Serbia y Montenegro), el Ejército de Liberación de Kosovo y las fuerzas internacionales de la OTAN.

El fin de la guerra (junio 1999) condujó a una administracion temporal dirigida por una misión especial de la ONU, del territorio de Kosovo dentro de las fronteras de Serbia. Finalmente, en febrero de 2008, el Parlamento de Kosovo declaró unilateralmente su independencia, la cual hasta el día de hoy sigue siendo aceptada parcialmente por la comunidad internacional y rechazada por Serbia.

Luego de este breve resumen, necesario para poner en contexto lo que se ha vivido en esta zona en los ultimos años y desde hace muchos más para atrás, te darás cuenta la razón por la que visitar este país era muy especial.

prizren kosovo

Kosovo es un nombre que reconozco muy bien y, lamentablemente, no por lindas razones. Recuerdo a fines de los noventa haber visto en televisión las tristes escenas de la Guerra de Kosovo y sus consecuencias en las personas de la zona. Yo tenía 12 o 13 años y las imágenes de la guerra que llegaban a la TV me impactaron por su crudeza. A esa edad ver las imágenes de familias arrancando de sus hogares, bombardeos, tanques y los abusos propios de la guerra era algo incomprensible.

Con esas escenas siendo parte inconsciente de mis recuerdos, tener la posibilidad 20 años más tarde de visitar la región y este país, significaba algo super fuerte y era una oportunidad para tratar de entender, in situ, la razón del conflicto de boca de quienes lo vivieron y hasta el día de hoy lo viven, ya que la discusión continúa.

Con todo esto en mente y después de pasar casi tres meses en el vecino país de Albania, salí con mi mochila a la carretera para intentar llegar a Prizren haciendo autostop. Después de casi 5 horas de espera en las que nadie paró, no me quedo otra más que volver a la estación de buses de Tirana, capital de Albania, para tomar un bus. Tenía que llegar si o si ese día, ya que un amigo me estaba esperando.

autostop en Kosovo.
En Tirana intentando llegar a Kosovo haciendo autostop. No fue mi día.

A este amigo kosovar lo había conocido en el hostel de Tirana donde estuve de voluntario. Él venía todas las semanas desde Prizren a Tirana a estudiar chino y siempre se quedaba en el hostel, por lo cual con el paso del tiempo terminamos haciendo amistad. Cuando supo que quería ir a Kosovo y visitar un par de ciudades, no dudo en ofrecerme alojamiento en su casa en Prizren. Claramente acepté, ya que era una buena forma de conocer la ciudad a través de los ojos de sus habitantes.

El viaje de Tirana a Prizren duró cerca de tres horas, incluyendo el control fronterizo. El viaje no fue directo a la ciudad, ya que el bus paró en la carretera donde todos los que ibamos al centro de Prizren, nos subimos a una van para continuar el viaje. El bus no entró a la ciudad para no retrasarse en el camino a Pristina (capital de Kosovo), su destino final.

Sin entender mucho lo que pasaba y sin hablar nada de albanés, el idioma más hablado en Kosovo, me bajé del bus y subí a la van. Como vi que no era el único, me subí junto a los demás. Ya en la van las personas hablaban y me miraban mientras yo seguía pegado al mapa del celular para saber por donde iba. En eso, una de las personas trató de hablarme en albanés, como preguntandome donde me iba a bajar. «Bus station please», respondí. A los pocos minutos la van paró junto a unos departamentos frente a los cuales estaba mi amigo esperandome. Todo lo que hablaban era para saber quien era el que se iba a bajar primero, ya que mi amigo conocía al chofer y le había pedido que parara frente a su casa, pero él no sabía quien era la persona que iba a bajar.

Mi amigo me explicó todo esto, al bajarme de la van. Fue una entretenida manera de llegar a Prizren. Ya estaba en Kosovo.

prizren kosovo

Apenas entré a su casa sentí la hospitalidad tan propia de las personas de la región. Me presentó a su mamá, quien muy amablemente trataba de conversar conmigo. Le respondía como podía, haciendo uso de las tres o cuatro frases que conocía en albanés. Ella solo atinaba a reirse y a conversar con mi amigo, quien se transformó en el traductor oficial.

En una de esas conversaciones, ella a través de mi amigo, preguntó si tenía hambre. Respondí que si, ya que no había comido nada desde el desayuno en Tirana. A los pocos minutos me invitaron a la mesa, la cual empezaron a llenar con comida. Comencé a probar de todo, un poco de acá y allá, mientras conversabamos de mi fallido intento por hacer autostop. Mi amigo al parecer me vió un poco tímido, ya que me dijo que comiera todo lo que quisiera, pues había comida y si se acababa podía hacer más. Sin ánimo de abusar, clavé mi atención en un plato que había con «Flee o Fli», una especie de torta de pancakes a la que se le podía agregar algo salado o dulce para acompañar.

Apenas lo probé quede enamorado del sabor, y cuando le añadí un poco de las mermeladas caseras que había hecho la mamá, ya no pude parar de comer. Me comí como 6 trozos, si es que no más. Estaba delicioso.

Mi amigo me explicó que era un plato muy tradicional de la cocina albanesa y que, al igual que las mermeladas, también lo había hecho su mamá. Como pude le agradecí por la comida y por el buen sabor que tenía todo. Ella solo se reía y hablaba en buena onda con mi amigo. Era muy simpática.

Después de la cena conversamos un poco más y nos fuimos a dormir, ya que al día siguiente saldríamos a recorrer la ciudad.

ciudades de kosovo

Comenzamos el paseo por la mañana, caminando hasta el centro de Prizren. Desde la casa de mi amigo al centro eran como 15 minutos. Estaba muy cerca, además hay que decir que Prizren es una ciudad pequeña y gran parte de la actividad de la ciudad gira en torno al río Bistrica, lugar donde se encuentra el centro histórico.

Mientras avanzabamos, le iba preguntando cosas a mi amigo y el me iba contando otras más, acerca de Prizren. El paseo por el río es muy agradable, ya que hay una cuidada costanera y la vista de los minaretes con la montaña de fondo y el castillo, enmarcan una postal fantástica. Ahora me daba cuenta porque Prizren es conocida como la ciudad más bonita de Kosovo. Su arquitectura muy bien conservada, el buen ambiente que inunda las calles del pequeño pero bonito centro histórico y las montañas que la rodean, la hacen un lugar ideal para cualquier viajero.

prizren kosovo
En esta pared la gente de Kosovo escribió «gracias» en el idioma de cada país que los reconoció como tal.
ciudad de prizren

Tuvimos suerte, ya que tocó buen clima. Un hermoso día soleado que invitaba a pasear por la ciudad. Y eso hicimos. Mi amigo me hizo un tour llevándome por las principales calles y mostrandome algunos lugares interesantes. Cuando caminabamos por una calle adoquinada rodeada de pequeñas tiendas, nos detuvimos junto a una iglesia. A simple vista parecía una iglesia normal, sin embargo no lo era.

La Catedral de St. George era una iglesia ortodoxa que había sido fuertemente dañada y quemada por los kosovares albaneses durante el conflicto con los serbios, siendo reconstruida más tarde. Me llamó mucho la atención la caseta policial que habia en la entrada, la cual servía para custodiar la catedral ante cualquier intento de ataque. Mi amigo me explicó que la caseta no era necesaria, ya que no pasaba nada en la ciudad porque todo estaba muy tranquilo.

iglesias de Prizren
Catedral de St. George

Si bien también me parecía que era sí, no dejó de llamarme la atención esta situación, la cual mostraba que las cosas por muy tranquilas y normales que parecieran, aun indicaban que las relaciones no estaban del todo claras.

Después seguimos caminando por el centro y pasamos a ver la mezquita de Sinan Pasha, la más importante de la ciudad. Me encantan las mezquitas, su arquitectura, el arte que las adorna y la tranquilidad que se siente al interior son cosas que me han atraído desde que vi las primeras en mi visita a Marruecos. Me gustan porque es fácil reconocerlas desde lejos y esta no era la excepción, ya que gracias los 43 metros de alto de su minarete, se podía ver desde varias zonas de la ciudad.

mezquitas de kosovo
prizren kosovo

Luego, nos dejamos convencer por el buen clima que invitaba a hacer una pausa en una de las mesas junto al río. Habían familias enteras aprovechando de pasear y repletando las terrazas de los restaurantes. De hecho tuvimos que esperar un poco para conseguir una mesa. Me llamaba la atención la tranquilidad que se vivía. Me costaba pensar que este lugar hace no muchos atrás, sufrió una guerra. Todo era muy «normal» a ojos de un occidental, a mis ojos acostumbrados a una cierta normalidad y estandar en algunas cosas. Convengamos que «lo normal» es tema para discutir y largo. ¿Que es lo normal? Para ti, para mí y para el que está leyendo esto en el otro lado del mundo (si hay alguien ahí, que me deje un comentario), lo normal puede ser algo muy distinto.

prizren kosovo

Después de la pausa seguimos explorando la ciudad. Mi amigo me llevó a recorrer la zona junto al río. Un bonito y tranquilo paseo que terminaba detrás de la colina de la fortaleza de Prizren. La fortaleza la dejaríamos para ver el atardecer, aun era temprano para subir. Por eso fuimos primero a almorzar a uno de los restauranes a la orilla del río. El lugar parecía que era famoso, ya que estaba muy lleno e incluso había gente esperando. El menú de la tarde fue el tradicional Ćevapi, un plato a base de carne picada que se prepara a la parrilla y se acompaña con pan, cebolla y crema agria. Es un plato muy popular en todos los países de los Balcanes.

comida de los balcanes
Este es el Ćevapi. Simple pero muy sabroso.

Con el estomago lleno y el corazón contento, llegó el momento de subir a la fortaleza de Prizren. En el camino pasamos por un mercado local ubicado dentro del complejo de la mezquita de Sinan Pasha. Habían productos tradicionales de la zona, adornados mayoritariamente con banderas de Albania. Algo muy lógico considerando que entre el 90 y 95 por ciento de la población de Kosovo es de origen albanés.

Luego de vitrinear un poco en el mercado, seguimos hacia la fortaleza. A mitad de camino estaba otro de los monumentos importantes de Prizren, la iglesia del Santo Salvador. Esta iglesia ortodoxa también sufrió daños en lo que la escalada de violencia del año 2004 en Kosovo.

viajar a kosovo
prizren kosovo

No me di cuenta cuando llegamos a la cima. El camino tiene algo de inclinación, pero es accesible para todos si se hace con calma y con una botella de agua para reponer energías.

La fortaleza de Prizren (entrada gratuita), ofrece las mejores vistas de la ciudad. Se ve todo Prizren, hasta sus límites y más allá. La vista es maravillosa. Nos pusimos a pasear por las murallas del castillo medieval, que sirvió como capital del Imperio Serbio en el siglo XIV, caminando por los amplios espacios y visitando las antiguas salas de piedra y barrotes de acero que se encontraban abiertas. Arriba no hay más que escaleras que ayudan a ir de un espacio a otro y una casa en la que funciona un museo.

Fortaleza de Prizren
Había algo de viento arriba.

Más allá de su importancia histórica, en la actualidad la fortaleza de Prizren toma gran relevancia año a año, como escenario principal del festival de documentales y cortos de Prizren, Dokufest. Es un festival muy famoso y ha sido reconocido como uno de los festivales más importantes del mundo en su área.

En el castillo se puede ver el teatro en donde se organiza el festival. Es un espacio al aire libre y a cielo abierto el que, sin duda, tiene que ser un extraordinario lugar para ver cine. De solo imaginar estar sentado ahí arriba en una noche estrellada viendo una buena película, me daban ganas de volver a Prizren para el festival, que a todo esto se realiza en Agosto.

festival de cine de prizren
Este es el escenario donde se realiza el festival.

Cuando comenzó a bajar el sol, nos acercamos a contemplar la maravillosa panorámica de Prizren. Estando ahí arriba y viendo lo bonita que es la ciudad, lo bien conservado que se ve todo (la guerra no pegó tan fuerte por esta zona), lo pintoresco del centro, el buen ambiente en torno al río, la hospitalidad de la gente, los siglos de historia y en general la ciudad como un todo, aun no podía creer que estaba visitando un lugar que años atrás había vivido un conflicto bélico.

prizren kosovo
fortaleza de prizren

Las imágenes que recordaba eran de un Kosovo en guerra, aun hoy con toda la tecnología y acceso a la información mucha gente me preguntó: ¿y no es peligroso?, ¿no que aun están en guerra?. Peligroso nada, y de la guerra solo recuerdos ingratos de tiempos que la gente quiere olvidar. Con esa vista que tenía delante de mi podía asegurar que Prizren no tenía que envidiarle nada a ninguna otra ciudad, que tenía de todo para ser un gran destino para viajeros de todo el mundo. Para mala fortuna de Prizren, el manto oscuro y triste del pasado, todavía la mantenía oculta a los ojos del mundo. Pero eso está cambiando, cada vez son más las personas que viajan por los Balcanes y tienen en su ruta esta hermosa ciudad.

El resto de mis días en Prizren los pasé en compañia de mi amigo y sus familiares, quienes me recibieron muy bien en todos los lugares y situaciones en las que compartí con ellos. Por cierto, también comí mucho. La comida es otro factor para visitar Prizren, anótalo en tu lista.

amigos viajeros
Mi amigo y su familia.

Información práctica para visitar Prizren en Kosovo


  • Dónde está Prizren: Prizren se encuentra al oeste de Kosovo, muy cerca de la frontera con Albania y Macedonia.
  • Cómo llegar a Prizren: A mí el autostop no me funcionó, pero suele funcionar bastante bien, sobre todo con los albaneses. Ademas, hay buses directos desde Tirana (Albania), Pristina (Kosovo) y Skopje (Macedonia del Norte). En esta página pueden buscar más información para viajar en bus en los Balcanes.

Acá puedes ver el resumen de mi viaje haciendo autostop por Kosovo.

  • Moneda e idioma de Kosovo: la moneda que se ocupa en Kosovo es el euro, lo cual es muy práctico para moverse por el país. Por otra parte, el idioma más hablado en Kosovo es el Albanés, debido a la gran cantidad de kosovares albaneses que viven en el país. Sin embargo, también se habla Serbio, aunque en un pequeño porcentaje. El inglés está presente en los principales sitios turísticos. Con el español no tuve suerte, ya que no encontré a nadie que lo hablase.
  • Seguridad: si bien es cierto que aun hay gente que cree que Kosovo es una zona de guerra, esta imagen del país es equivocada, ya que en general es bastante seguro viajar por Kosovo. De todos modos hay que tener en cuenta que hay ciertas zonas en las que la relación entre serbios y kosovares albaneses sigue siendo tensa, situación que no alcanza a tocar a los viajeros. Te recomiendo que consultes en la oficina de turismo del país o en tu lugar de alojamiento, acerca de los lugares que se pueden visitar.
  • Control fronterizo: Kosovo tiene fronteras con Montenegro, Albania y Macedonia del Norte, cuyo control es el mismo que puedes encontrar en cualquier otro país. Para ir a Serbia desde Kosovo se recomienda hacerlo cruzando primero a Macedonia del Norte o Montenegro, para evitar problemas relacionados con el sello de Kosovo. Hay que tener presente que para los serbios esta zona es parte de su país, por lo cual cuando quieras salir de Serbia con un timbre de entrada por Kosovo, es probable que tengas algunos inconvenientes. Lo mejor es hacerlo a través de uno de los países que mencioné. Si quieres viajar de Serbia a Kosovo, no hay problema.

Siempre es recomendable informarse antes de viajar, acerca de los requisitos de entrada establecidos para los ciudadanos de tu país. Lo puedes hacer con el consulado o con el ministerio de relaciones exteriores.

viajar a kosovo

Gracias por darme la oportunidad de compartir contigo mi visita a la bella ciudad de Prizren, en Kosovo. Visita muy especial para mí por todo el contexto histórico reciente de esta zona y por los recuerdos que tenía en mi memoria que quería contrastar con la realidad actual. He aprendido que viajar es la mejor manera de romper con los prejuicios establecidos por la sociedad y la forma más adecuada para tratar de comprender y empatizar con las realidades que se vive y viven, otras personas alrededor del mundo.

Si te gustó la publicación y crees que puede ser útil para alguno de tus amigos, no olvides compartirla.

¡Saludos viajeros!

Pato | En Modo Viajero.

Dale click a la imagen y descubre que hay de nuevo en mi tienda viajera

¡Comparte este post!

¡Suscríbete para recibir más inspiración viajera!




(*)

Responsable de los datos » Patricio Repol (el viajero).
Finalidad » Enviarte mi newsletter con los últimos post, novedades e información práctica relacionada con la temática del blog.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas se guardarán en los servidores de Mailrelay. Ver política de privacidad de Mailrelay
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en patricio@enmodoviajero.cl
Más Información » Puedes ver más información en mi Política de Privacidad.


Deja una respuesta

Responsable de los datos » Patricio Repol (el viajero).
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cpanelhost (proveedor de hosting de En Modo Viajero).
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en patricio@enmodoviajero.cl.
Más Información » Puedes ver más información en mi Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *