Turismo responsable: día de limpieza en Sofia, Bulgaria.

El planeta esta sufriendo nuestra existencia. No lo estamos cuidando y eso cada vez se está notando más. Los océanos están devolviendo toda la mier…, toda la basura ¡el plástico! que por años hemos arrojado indiscriminadamente, sin medir consecuencias. Hay ciudades en las que se debe salir a la calle con mascarilla, ya que el aire es irrespirable producto de la contaminación provocada por los automoviles, fábricas y por el uso de combustibles fosiles (carbón y petróleo).

Todos nosotros.

Debo reconocer que antes no había puesto mucha atención al tema de la protección del medio ambiente y la sostenibilidad. Esto no sígnifica que sea una persona que ande arrojando basura en la calle o algo por el estilo. Hacía lo que podía con lo que podía, pero no me preocupaba mucho más. ¿Te suena esto? Seguro que conoces a alguien que hace lo mismo.

Pero toda la información que se puede ver por internet y las redes sociales mostrando lo terrible que es el panorama y las consecuencias que estamos viviendo actualmente en distintos puntos del planeta, además de los problemas que se avecinan en el corto plazo, debido a nuestro comportamiento, han hecho eco en mi. No podemos seguir así y quiero ayudar a cambiar la situación.

Es por esto que me he propuesto cambiar mis hábitos de vida, de viaje, progresivamente, para transformar mi estilo de  vida en uno mucho más responsable con el medio ambiente y sociedad.

Pero, no ha sido fácil. Estoy viajando y me estoy moviendo constantemente entre ciudades y países, lo cual me ha dificultado ordenar mis actividades para seguir este nuevo estilo de vida que quiero llevar.

Investigando un poco acerca de cómo puedo cambiar mis hábitos por mejores prácticas de vida y de viaje, llegué a un nuevo concepto: Turismo Responsable

El Turismo Responsable tiene relación con la forma en la que se viaja y el impacto que producen las decisiones que tomamos en el entorno, en el destino que visitamos (economía local, medio ambiente, sociedad y cultura). Implica que se asume un compromiso para que el impacto que se produce al viajar sea positivo.

Por esto, y ante la necesidad de hacer las cosas mejor y aportar de forma positiva a la comunidad que me recive por estos días y no ser tan solo un turista que va de paso, busqué una actividad en Sofia, Bulgaria, que me permitiera hacer algo diferente en este viaje.

Al principio busqué en internet, facebook e instagram, pero al principio no tuve suerte. Cntinué buscando hasta que encontré algo que llamó mi atención.

Se trataba de una actividad organizada por un grupo de estudiantes de la Universidad de Económia Nacional y Mundial de Sofía (UNWE), organizados en El Eco Club UNWE, que consistía en realizar una limpieza en uno de los barrios de la zona estudiantil, con el fín de mejorar las condiciones y el entorno de las personas que viven en el lugar.

Apenas la vi, no lo pensé dos veces y les envié un mensaje por instagram para preguntar si podía unirme a la actividad. Como no soy estudiante y tampoco vivo en la ciudad, pensé que podría haber problemas. Pero no, a los pocos minutos me respondieron agradecidos y sorprendidos por querer apoyarlos. Luego, me indicaron la hora y el lugar de encuentro. Solo tenía que presentarme para participar.

Estuve nervioso toda la noche. Nunca había participado en una actividad como esta y no sabía como me recibirían. También estaba el tema del idioma. No hablo muy bien inglés y ni una sola palabra en búlgaro. Solo esperaba no tener problemas y poder ayudar un poco.

A la mañana siguiente me levanté temprano y caminé por más de una hora hasta el punto de encuentro. Llegué media hora antes y no encontré a nadie, obviamente. Era temprano aún.

Turismo Responsable
El grupo antes de empezar

A medida que se acercaba la hora, comenzó a reunirse un grupo de personas frente a la puerta. Ese tiene que ser, pensé, pero no me acerqué. Nadie tenía bolsas o parecía preparado para ir a limpiar. Más bien estaban listos para correr ir al gimnasio. De pronto, un par se alejó del grupo para luego volver, a los pocos minutos, con bolsas y guantes. Cuando pasaron frente a mí les pregunté si eran parte de club a lo que respondieron que si. Me presente y luego me uní al resto. Ya estaba dentro.

Minutos más tarde uno de los chicos me presentó al resto, en búlgaro obviamente, comentándoles que tenían un participante internacional en esta oportunidad. Todos se voltearon por un segundo para saludarme.

Después repartieron los materiales y formaron grupos para abarcar distintas áreas de la zona estudiantil. Yo me uní a uno en el que, para mi sorpresa, había un chico que hablaba español. ¿Dónde lo aprendiste? Fue lo primero que le pregunté. Me contó que lo había estudiado en el colegio español de Sofia. Yo hablo inglés, pero no muy bien, por lo cual tener una persona que habla español siempre me facilita las cosas.

Luego caminamos por unos minutos hasta uno de los edificios para estudiantes que estaba rodeado por un área verde, una especie de parque, por llamarlo de alguna forma. El lugar estaba muy sucio.

Turismo responsable
Comenzamos!!

Después de las últimas instrucciones, cada uno agarró un par de guantes y una bolsa. Luego nos repartimos por la zona y comenzamos a limpiar.

Había todo tipo de basura. Plástico, en todas sus variedades, era lo que más se podía encontrar. 

En el grupo eramos cerca de 10 voluntarios. Todos estudiantes o ligados de alguna forma a la universidad. Menos yo.

Poco a poco comenzamos a llenar las bolsas, una detrás de otra, ya que la basura parecía no desaparecer. Siempre había algo más por recoger. Al caminar se podían sentir las botellas debajo del pasto y los trozos de plástico.

Así pasamos la mañana limpiando los alrededores del edificio. No se pudo terminar de limpiar todo, ya que había mucha basura, pero el lugar mejoró mucho en comparación a lo que había cuando llegamos.

¿Realmente necesitamos todo esto?

Estaba contento por lo que estaba haciendo, pero a la vez estaba deprimido por toda la basura que había. Pero hubo un lugar que me dejó pensando mucho al respecto. Junto al edificio, había un pozo que estaba lleno de basura. Se notaba que lo utilizaban como si fuera un vertedero. No podía creer lo que veía. ¿Por qué lo estamos haciendo tan mal?, ¿Tanto cuesta pararse y botar los desechos en el lugar que corresponde?

Vivir zero waste
Que triste.

A eso de las dos de la tarde me despedí de grupo, ya que tenía otras cosas que hacer en la ciudad. Les agradecí mucho por dejarme participar junto a ellos en esta gran iniciativa. Ellos también agradecieron mi interés y por haber utilizado parte de mi viaje para ayudarlos.

Ellos siguieron limpiando por un par de horas más.

Viajero Responsable
Algo de lo que se recogió por la mañana.

Ha sido una de las experiencias de viaje más enriquecedoras que he tenido. Compartir con personas que tienen los mismos intereses que tú, en un país lejano, con otro idioma y apoyarlos a hacer de su ciudad un mejor lugar para vivir es algo que volveré a repetir, sin duda. Quiero destacar que esto lo hice viajando. Si se puede viajar y ser responsable, solo hay que ser creativos y buscar nuevas formas de ayudar.

Turismo responsable: cambiando el paradigma


Ya no basta con hacer viajar y visitar ciudades buscando el lugar ideal para la foto soñada, para la foto perfecta. Hazlo, claro, no soy nadie para prohibirlo. Yo también lo he hecho muchas veces y lo sigo haciendo. Pero, haz un poco más o tal vez menos, comprométete con el lugar que estás visitando y práctica turismo responsable.

Cuida como si fuera tu país, tu ciudad, TU CASA, ese destino que estás visitando. 

Tenemos que cambiar nuestro comportamiento. No lo digo yo, lo dicen los científicos, los estudios en todo el mundo: la industria del turismo es una de las industrias más contaminates, debido al alto impacto de la huella de carbono del sector (incluye desde vuelos hasta los recuerdos que se compran para llevar a casa). Todo eso suma e impacta la economía local, la sociedad y el medio ambiente.

Esta es la primera vez que hago una actividad como está. Nunca lo hubiera imaginado antes, pero ya no hay más tiempo, tenemos que actuar para conservar y mantener nuestro hermoso planeta, para las futuras generaciones. Toda acción, todo cambio de hábito, por muy pequeño que pienses que es, cuenta. Creéme. Todo cuenta.

Ayúdame, ayudate, ayuda a tus seres queridos, a nuestro medio ambiente, en este largo viaje que tenemos para proteger el medio ambiente. Aunque no quieras, vives aquí y ya eres parte del problema.

Pero lo más importante es que también eres pieza fundamental de la solución.

Conviértete en un Viajero Responsable!!


¿Y tú, has participado en alguna actividad cómo esta durante tus viajes? ¿Te interesa el turismo responsable? ¿Conoces alguna organización o grupo en en tu barrio o ciudad que haga actividades de este tipo?

Te pido que me ayudes a seguir aportando mi granito de arena. Envíame un mensaje si conoces alguna organización o actividad en la que pueda participar. Te lo agradeceré mucho.

Saludos viajeros!!

¡Comparte este post!

¡Suscríbete para recibir más historias de viaje!




(*)

Responsable de los datos » Patricio Repol (el viajero).
Finalidad » Enviarte mi newsletter con los últimos post, novedades e información práctica relacionada con la temática del blog.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas se guardarán en los servidores de Mailrelay. Ver política de privacidad de Mailrelay
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en patricio@enmodoviajero.cl
Más Información » Puedes ver más información en mi Política de Privacidad.


Deja un comentario

Responsable de los datos » Patricio Repol (el viajero).
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cpanelhost (proveedor de hosting de En Modo Viajero).
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en patricio@enmodoviajero.cl.
Más Información » Puedes ver más información en mi Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *