Hacer autostop en Albania | Resumen de un año a dedo por Europa V parte

Hacer autostop en Albania fue mucho mejor de lo esperado.

Tengo que ser sincero, al principio no sabía que esperar de este país. No hay mucha información para viajeros. La que se encuentra con facilidad es la que habla de las cosas negativas de Albania, lamentablemente.

Lo que encontré acerca de viajes y mochileo, decía que era un muy buen lugar para viajar a dedo, que era muy fácil y te levantaban rápido.

La otra información, la que se encuentra fácil, decía que Albania es uno de los países más peligrosos de Europa. Que «la mafia albanesa» es una de las más poderosas del mundo. Que es un país pobre, muy atrasado en comparación al resto de Europa. En otras palabras, cualquiera que leyese está información, la pensaría dos veces antes de comprar un boleto para viajar a Albania.

Pero como yo no tenía que comprar nada, si no que simplemente esperar a que alguien me levantara en la ruta, una mañana de diciembre tomé mi mochila para comenzar mi viaje a dedo a Albania desde Montenegro.

Acá puedes ver como fue mi primer viaje haciendo autostop en Albania.

Este primer viaje lo hice en invierno, a mediados de diciembre. Sin embargo, en junio volví al país para explorar un poco más y disfrutar de sus paisajes y principalmente de sus playas. En invierno no hago autostop, el frío congela mis ganas de viajar, no hay caso.

Hay muchos que ni siquiera conocen Albania ni tampoco saben que está en Europa. Este misterioso país estuvo por decadas aislado de todo contacto con el exterior debido al estricto regimen comunista impuesto por su enigmático lider, Enver Hoxha.

Este halo de incertidumbre y misterio fue lo que llamó mi atención y me llevó a hacer planes para descubrir con mis propios ojos la realidad de Albania. A las noticias y medios cada vez les creo menos.

Albania en poco tiempo se convirtió en uno de mis países favoritos. En un destino al que volvería siempre, en el que me siento a gusto, como en casa.

Este sentimiento no es gratuito, sino que se basa en las experiencias que tuve haciendo autostop, visitando sus ciudades y compartiendo con su gente.

A partir de ahora te contaré, según mi experiencia, un poco de lo que puedes encontrar al viajar haciendo autostop en Albania.

Viajar haciendo autostop en Albania


Mi primera experiencia haciendo dedo por Albania no fue fácil. Había leído puras maravillas sobre lo sencillo que era hacer autostop por estas tierras. Incluso algunos viajeros que conocí en Montenegro lo comentaron. Pero como ya lo sabrán, el autostop es un mundo, un universo de incertidumbre y todo puede pasar.

Este primer viaje lo hice en diciembre, en pleno invierno. Normalmente no me molesta esperar por un ride, pero como hacía frío y se oscurecía a las 4 de la tarde, tenia prisa por llegar pronto a destino, ya que no tenía ropa para aguantar las bajas temperaturas.

El problema de viajar en invierno es que hay poco tránsito, pocos turistas, el clima y que los días son muy cortos. Además, las personas andan con otro ánimo, con ganas de conversar poco y llegar rápido a sus casas.

autostop en Albania
Pidiendo ride por primera vez para llegar a Albania

Cuando volví en verano, a finales de junio, fue muy diferente. El cambio de clima y la buena disposición de la gente se notaba. La mayoría estaba en vacaciones, pronto a salir o ya venía de vuelta. Todos muy relajados.

En verano visité las ciudades de Berat, Gjirokaster, la ciudad costera de Saranda y las playas de Borsh y Gjipe. Ya había estado previamente en Durres, Himara y Tirana, capital de Albania.

Llegue a Tirana a dedo desde Podgorica y despues de una semana con mis amigos continué el viaje hasta Berat, la ciudad de las mil ventanas. Tuve suerte, ya que en el hostel había una pareja chileno-francesa que iba a Pogradec y había rentado un auto. Con ellos fui hasta la ciudad de Elbasan donde nos separamos y seguimos el viaje cada uno por su lado.

El resto del viaje fue rápido. Paró un albanés que hablaba español, un señor que se defendía un poco con italiano y finalmente una familia. Estos últimos fueron los que me dejaron directamente en el centro de Berat.

El resto de los viajes siguieron la misma tónica: poca espera, gente amable y lindos paisajes.

Solo tuve que tomar un bus en el trayecto de Berat a Fier, ya que casi no pasaban autos y de los pocos que lo hacían, ninguno paró.

El resto de mi experiencia haciendo autostop en Albania te lo contaré respondiendo las siguientes preguntas.

autostop en albania

¿Es seguro viajar por Albania?


Definitivamente si, Albania es seguro.

A pesar de todo lo que se dice en los medios acerca de Albania y sus problemas (qué país no los tiene hoy en día), puedo decir que me pareció todo muy seguro. No vi nada extraño o algo que me hiciera sentir inquieto.

Los problemas de la corrupción, «mafia albanesa» y delincuencia no llega a alcanzar a los turistas. Que te roben el celular o la cartera puede pasar en Albania, como también en el metro de París, Roma o tu misma ciudad. Ese tipo de robos los hay en todas partes y lamentablemente los viajeros tienden a ser uno de los principales objetivos de los «amigos de lo ajeno».

mochileros por Europa
Cruzando la frontera.

Las personas con las que tuve contacto fueron amables y curiosas por saber un poco más de mi viaje, pero en ningún momento molestas o acosadoras (exceptuando a algunos taxistas).

Además, si eres de agún país de latinoamerica como yo (soy de Chile, por si no lo sabias), cualquier país de Europa es más seguro que el nuestro, incluyendo Albania y los países de los Blacanes, catalogados en Europa como «poco seguros». Como lo he conversado con otros viajeros latinos, lamentablemente nosotros estamos acostumbrados a otra realidad y tenemos un «estandar de peligrosidad» en el día a día, lo que vemos en nuestras ciudades, mayor que el europeo, es por esto que lo que para ellos es «peligroso o poco seguro» para nosotros no significa mucho.

Toma las precauciones que estimes conveniente de acuerdo a tus experiencias previas y a tu forma de viajar.

autostop en Albania

¿Qué tiene Albania para ofrecer a los viajeros?


Albania es un país bastante completo. Tiene montaña para los amantes del hikking, tiene mar y lindas playas de agua turquesa, tiene sitios históricos, una movida vida nocturna y comida local buena, fresca y barata.

Albania es aún un destino poco explorado y libre del turismo masivo de los países vecinos como Montenegro y Grecia. Esto último es una gran ventaja, ya que hay menos gente, los precios de los servicios son más baratos y en general, hay disponibilidad de hospedaje a precios bastante convenientes.

La comida local es buena y los ingredientes son muy frescos. Es fácil encontrar en las ciudades a lugareños que vienen de los pueblos a vender las frutas y verduras en los mercados. Es todo más «orgánico o bio» utilizando conceptos relacionados con los alimentos que se producen libre de productos químicos.

paisajes de Albania
Playa de Gjipe

Albania es un país muy barato. Uno de los más baratos en los que he estado, por lo cual el dinero rinde y da para darse gustitos que en otros países serían imposibles o muy dolorosos para el bolsillo. Es barato comer afuera, más barato que comprar en el supermercado para cocinar. El transporte y el alojamiento también son baratos.

Además, no es un país tan grande por lo cual las distancias entre las principales ciudades no son largas. Una buena opción es rentar un coche entre amigos para recorrer con mayor flexibilidad.

Otra de las cosas interesantes de Albania es que esta permitido acampar en cualquier parte. Ya sea en la montaña como en la playa. Yo lo hice dos veces, de hecho no tenía carpa. Lo que hice fue buscar un lugar tranquilo en la playa para dormir y poner mi mochila para usarla como almohada. Así de simple. Nadie vino a molestar o a sacarme. Lo hice en verano, claro esta. Esto fue en las playas de Borsh y Gjipe.

Visitar Albania
El «Blue Eye» de Albania. Se encuentra entre Gjirokaster y Saranda.

¿Cómo son las personas en Albania?


Lo mejor de mi viaje a dedo por Albania fue poder conocer su gente.

No se habla mucho de Albania y menos de su gente, por lo cual no tenía muchas referencias. Además, no sabía si iba a poder comunicarme, ya que el idioma Albanés es uno de los más extraños del mundo y por consiguiente muy dificil de aprender.

Pero no paso mucho tiempo para sentir la gran hospitalidad de sus habitantes. El idioma no fue mucho problema, ya que hay un gran porcentaje que habla inglés y también italiano. La gente mayor no conoce mucho de idiomas, pero aquellos con los que tuve contacto igual trataron de ayudarme. De alguna forma u otra nos pudimos comunicar.

autostop en Albania
El amigo además de llevarme, me invitó a comer al hotel donde se estaba quedando.

La hospitalidad en Albania es algo muy importante. Tiene un origen cultural y forma parte del Kanun, una serie de leyes orales encargadas de regular la vida de los albaneses.

Una de las cosas que más me gustó fue que cuando les decia que venía de Chile, «Kili, en albanés«, muchos de ellos me miraban con una cara de no entender nada. Algunos no tenían idea de donde quedaba Chile y para explicarles tenía que sacar el telefono y mostrarles en el mapa la ubicación. Al verla quedaban aún más asombrados. No entendían como un tipo de tan lejos podía estar viajando, querer viajar y conocer Albania. La pregunta que venía después era: ¿Qué haces aquí, por qué estás en Albania?. Esta actitud fue una demostración de lo desconocido que es el resto del mundo para una gran parte de los albaneses. Lo mismo pasa para en la dirección contraria. Albania está en Europa también. Es vecino de Grecia y esta a solo un par de horas de distancia de Italia. A pesar de esto, muchos ni siquiera la conocen.

Este descuento viajero te puede ayudar en tu próximo viaje. Registrate y recibe 25 euros de crédito en Airbnb.

Durante el viaje a dedo me invitaron a comer, a tomar café e incluso a almorzar en un hotel y a pasar la tarde en la playa frente a este, bebiendo cerveza y raki.

A los albaneses les gusta que visiten su país y así se lo demuestran a los viajeros que se atreven a viajar por esta misteriosa tierra.

Claro está que, como en todo país y en todo lugar de este hermoso planeta, siempre hay gente mala onda, poco amable y aprovechadora que te puede hacer pasar un mal rato. Puede pasar en Albania, Chile, Francia, México y donde sea, lamentablemente.

Autostop en Albania
Estos chicos me invitaron a comer en el camino a Tirana.

Lo malo de viajar a Albania


Hay algunas cosas que no me gustaron de Albania. No son nada del otro mundo, además son cosas que seguramente van a ir mejorando con el tiempo (eso espero).

Una de las cosas que no me gustó fue que encontré mucha basura por la carretera, las ciudades y algunas de las playas que visité. Para un mejor tratamiento de los residuos se necesita dinero e inversión en programas de educación y plantas que se encarguen de esto, dinero que evidentemente Albania no tiene o lo está usando para otras cosas que son prioritarias para sus habitantes. Este es un problema que tienen muchos países hoy en día.

Sería una pena que las lindas playas y montañas se vean afectadas por la contaminación que locales y también viajeros dejan a su paso.

visitar Albania
Playa de Borsh

Otra de las cosas que no me gustó y que tiene algo de relación con lo anterior, es el creciente desarrollo de infraestructura turística a lo largo de la costa. Como ha ido creciendo el interés por visitar el país, los inversionistas están construyendo hoteles, restaurantes y edificios para los veraneantes sin considerar el paisaje, la naturaleza y la armonía del lugar, afectando la belleza natural de las ciudades. La ciudad de Saranda es un ejemplo de esto. Hay decenas de edificios y hoteles a lo largo de la costa que afean la panorámica de la ciudad. No me gustó nada esta ciudad.

Algo que también fue desagradable tiene que ver con el transporte informal que hay en el país. Como la frecuencia de los buses no es mucha o no alcanzan a llegar donde la gente quiere ir, hay muchos autos particulares que trabajan como taxistas informales. Me pasó varias veces que cuando estaba haciendo dedo, paraban autos con la intención de cobrar por la carrera. Cuando esto pasaba tenía que decir: «only autostop, no money» para dejar claro que estaba viajando de esa forma y que no iba a pagar.

En uno de los viajes tuve que bajarme a mitad de camino, ya que me di cuenta que el chico que manejaba estaba trabajando.

Para mi era un problema, pero entendí que esta forma de transportarse era algo normal y muy frecuente entre locales.

Albania es un país aún en desarrollo y tiene muchas cosas que mejorar para, en primer lugar, asegurar el bienestar de sus ciudadanos y de su tierra. Los últimos 30 años han sido muy turbulentos para el país y están lentamente tratando de seguir una ruta que los lleve en el camino correcto. No será fácil ni rápido, pero confío y espero que sea lo que ellos necesitan para estar mejor.

viajar por Albania

Información práctica para hacer autostop en Albania


  • Pasos fronterizos: hay tres pasos fronterizos entre Albania y Montenegro, actualmente. Yo cruce a dedo por el paso de Muriqan-Sukobin (conecta las ciudades de Ulcinj y Shkodra) y el paso de Hani i Hotit-Bozhaj que conecta Podgorica (Montenegro) para llegar a Shkodra (Albania). Si no te timbran el pasaporte no te preocupes, ya que nunca lo hacen, solo lo pasan por el lector electronico.
  • Moneda de Albania: la moneda oficial de Albania es el Lek Albanés (ALL). En muchos lugares también aceptan «Euros». En las pequeñas tiendas es probable que solo acepten Leks, pero no pierdes nada con preguntar. Además, puedes cambiar dinero en bancos y en las numerosas casas de cambio que hay. No te sugiero hacerlo con las personas que ofrecen el servicio en la calle, prefiere un lugar oficial para evitar problemas.
  • ¿Cuál es el idioma en Albania?: el idioma albanés es un idioma único que no tiene parecido a ningún otro. Te sugiero aprender algunas palabras, las básicas, ya que a los albaneses les gusta escuchar y ver que los viajeros intentan comunicarse y aprender un poco de su lenguaje. Ellos saben que es dificil. También hay mucha gente que habla italiano y griego. Esto último, en la zona sur del páis. En las zonas turísticas se habla más inglés. Español no es muy popular por estos lados, por ahora.
  • Deja en claro que estás haciendo autostop antes de subirte a un auto. Lo mejor es informar al conductor de tu forma de viaje y preguntar si esta trabajando o no.
  • Siempre lleva algo de efectivo en el bolsillo para comida, agua, hospedaje o para pagar por transporte, en caso de que no sea un buen día.
  • Viaja con carpa, ya que el Albania puedes acampar en cualquier parte
  • Si puedes, viaja acompañado. Puede ser más entretenido (o tal vez no), da una sensación de mayor seguridad y para que no estes tan solo. Yo prefiero viajar solo, aún no he encontrado un compañero(a) que me siga en mis locuras.
  • Conversa y comparte con quienes te llevan y con la gente que encuentres en el camino. Los albaneses son amistosos y les gusta hablar de su país con los extranjeros. .
  • Toma las medidas de seguridad que estimes conveniente, pero no dejes que el temor a lo desconocido te prive de vivir nuevas experiencias.

El mapa: haciendo autostop en Albania


Detalle de la ruta a dedo por Albania


Este es el detalle de las rutas que recorrí a dedo por Albania, en invierno y verano.

> Podgorica – Durres (diciembre 2018)

  • Distancia total recorrida: 180 km
  • Distancia a pie: 5 km
  • Número de autos: 1 con conductor de Montenegro y 4 de conductores albaneses.
  • Tiempo promedio de espera: 1 hora y media.
  • Tiempo de viaje: 12 horas.

> Durres – Himara

  • Distancia total recorrida: 185 km aprox.
  • Distancia a pie: 9 km
  • Distancia en bus: 42
  • Número de autos: 2 conductores albaneses y 1 bus.
  • Tiempo promedio de espera: 1 hora.
  • Tiempo de viaje: 7 horas.

> Himara – Tirana

  • Viaje en bus

> Tirana – Prizren (Kosovo)

  • Viaje en bus. Intenté hacer dedo, pero nadie me llevó, por lo cual decide tomar el bus hacia Kosovo.

> Budva – Tirana (junio 2019)

  • Distancia total recorrida: 222 km aprox.
  • Distancia a pie: 5 km
  • Número de autos: 2 de conductores de Montenegro y 3 de conductores albaneses.
  • Tiempo promedio de espera: 1 hora aprox.
  • Tiempo de viaje: 10 horas aprox.

> Tirana – Berat

  • Distancia total recorrida: 135 km aprox.
  • Número de autos: 1 de una pareja chileno-francesa y 3 de conductores albaneses.
  • Tiempo promedio de espera: 25 minutos aprox.
  • Tiempo de viaje: 4 horas aprox.

> Berat – Gjirokaster

  • Distancia total recorrida: 158 km aprox.
  • Distancia en bus: 40 km aprox.
  • Número de autos: 1 bus de Berat a Fier. Un camión y un auto, del mismo conductor albanés, hasta Gjirokaster.
  • Tiempo promedio de espera: 1 hora aprox.
  • Tiempo de viaje: 6 horas aprox.

> Gjirokaster – Saranda

  • Distancia total recorrida: 51 km aprox.
  • Número de autos: 1 de conductores italianos (hasta el Blue Eye) y 1 camión de conductor albanés hasta Saranda desde el manantial.
  • Tiempo promedio de espera: 15 minutos aprox.
  • Tiempo de viaje: 2 horas aprox.

> Saranda – Borsh

  • Distancia total recorrida: 37 km aprox.
  • Número de autos: 1 de conductor albanés.
  • Tiempo promedio de espera: 1 hora y media.
  • Tiempo de viaje: 3 horas aprox.

> Borsh – Gjipe

  • Distancia total recorrida: 31 km aprox.
  • Distancia a pie: 4 km aprox.
  • Número de autos: 2 de conductores albaneses.
  • Tiempo promedio de espera: 1 hora.
  • Tiempo de viaje: 3 horas y media aprox.

> Gjipe – Tirana (08-07-2018)

  • Distancia total recorrida: 215 km aprox.
  • Distancia a pie: 4 km aprox. (desde la playa a la carretera)
  • Número de autos: 1 de conductor albanes.
  • Tiempo promedio de espera: 15 minutos.
  • Tiempo de viaje: 6 horas aprox.

Con este último viaje di por finalizado, de forma simbólica, mi viaje de un año a dedo por Europa, el cual empezó un día 3 de Julio de 2017 en Alemania.

Fue un final simbólico, ya que después igual seguí viajando de esta forma por unos cuantos meses más por Albania, Montenegro, Croacia y Bosnia, otra vez.

Conclusiones de mi viaje a dedo por Albania


Sumando y restando, el balance de mi viaje haciendo autostop en Albania es más que positivo. No tenía ninguna expectativa, no sabía mucho del país y lo que sabía era como para pensarlo dos y tres veces antes de viajar. Sin embargo, todo resultó de maravillas. Tanto así que Albania se transformó en uno de mis países favoritos. Volvería siempre a disfrutar de la espontaneidad de su gente, de su comida, de sus bellas playas y de la compañia de mis amigos. En Tirana, su capital, me sentí como en casa.

Es más que seguro que volveré, ya que aún quedan lugares que quiero explorar. Espero que con los años y la llegada del turismo masivo, no pierda la sencillez, naturalidad y hospitalidad de sus habitantes.

Saludos viajeros!!

Pato | En Modo Viajero

Dale click a la imagen y descubre que hay de nuevo en mi tienda viajera

¡Comparte este post!

¡Suscríbete para recibir más inspiración viajera!




(*)

Responsable de los datos » Patricio Repol (el viajero).
Finalidad » Enviarte mi newsletter con los últimos post, novedades e información práctica relacionada con la temática del blog.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas se guardarán en los servidores de Mailrelay. Ver política de privacidad de Mailrelay
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en patricio@enmodoviajero.cl
Más Información » Puedes ver más información en mi Política de Privacidad.


Deja una respuesta

Responsable de los datos » Patricio Repol (el viajero).
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cpanelhost (proveedor de hosting de En Modo Viajero).
Derechos » Puedes ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en patricio@enmodoviajero.cl.
Más Información » Puedes ver más información en mi Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *